Bienvenidos

Bienvenidos


Este Blog propone un encuentro con todos los maestros, padres y madres y profesionales que trabajan con chicos. La invitación es Pensar Juntos las problemáticas actuales relativas al aprendizaje, la alfabetización y la conducta en las aulas. Lic. Clara Jasiner.


Charlas informativas: aquí también les informaremos todo lo relativo a divulgación a través de charlas.

martes, 6 de noviembre de 2012

Pensemos juntos - Conversación



Conversación en el  Kiosco - Obrita en un sólo acto cortito

Lugar: la escenita se desarrolla en el kiosco de a la vuelta.
Lindo el kiosquito.  Tiene de todo.  Hasta panchos y sandwiches fresquitos. Hasta un tabuerete y un rincón donde los pibes de las escuelas de por acá se toman la cocacola y se comen el pancho
¿Vieron esos kioscos porteños ?.  El señor y su hija se rompen laburando y está bueno el bolichito.
Siempre observo esas cosas, como en este caso un padre y su hija que hicieron un lugar piola y que tiene de todo y nos viene bien en el lugarcito de un garage.

Personajes:
Carla. La hija del señor que según mis aleatorias observaciones es madre de un chico.  Aclaro que nunca nunca vi por ahí al padre del niño y supongo que .........bueno, supongo varias cosas que dejaremos en suspenso.   tampoco voy a hablar porque sí.  ¿Se entiende?
Aclaro que Carla parece una mina lo que yo diría "fuerte" al menos aparenta ser decidida y segura de sí misma.  De hecho parece sostener en ciertos aspectos su vida y sobre todo la de su hijo.  Hay que tener fuerza para eso ¿verdad?.
Pibe de unos nueves años.  Es el hijo de Carla.  Con uniforme escolar.  Lo veo más alto que la última vez ¿Vieron cómo crecen los pibes?

Se abre el telón.  Escuchemos:



 Gritos contenidos.  Es decir gritos emitidos en voz intermedia, ni nuy baja ni muy alta.  Los de la Madre más en sordina, los gestos y voces del pibe más ". 
-Madre:  Bueno así no es..........!
-Hijo: !Calláte vos! !No te quiero escuchar! Hago lo que quiero! !Cortála!
-Madre: -lo mira y sigue acomodando los caramelos mientras su hijo se traslada a otro lugar del kiosco mostrando bronca y ofensa.-  Bueno no tenés razón y eso lo tendrás que decidir vos en la comby.
-Hijo: Callate! dejate de decir estupideces! No hables más!.  Calláte! Callate!

                                   Fin de la Conversación



Aclaración: el clima de la escena es de desesperación, uno puede percibir impotencia y angustia en ambos rostros.




Amigos: cuando se abre el telón y digo "escuchemos" es porque efectivamente resulta decisivo "escuchar, poner el oído a estas escenas.  Para poder preguntarnos qué nos pasa a los adultos.  ¿Cuál es nuestra posición?.  Porque seguramente esta escena sin "borde" devendrá en otro momento estallido, grito donde el mismo chico pide que no le permitan decirle cualquier cosa y de cualquier modo a su madre.  Eso -y él lo percibe- no le hace bien.  No se trata como verán de una "defensa de la víctima" que sería en este caso la madre.  Los dos están en riesgo relativo.  Los dos saben que la escena no le hace bien sobre todo al chico y más que nada porque el pibe necesita saber que hay líneas que no se cruzan. Que los adultos no le habilitan cualquier cosa. 
Les dejo unas preguntas.  ¿Cómo se podría rebobinar y rediseñar la escena? ¿Cuál es un posicionamiento adulto -desde ya contextual a cada situación y a distintos estilos de vínculos? ¿cómo se puede pensarla y ubicarnos como adultos y que los pibes sepan que sin violencia -la escena ya implica violencia- los adultos tiene  posibilidad de sostener su lugar y de tranquilizarlos a ellos no permitiéndoles derrapar? La frase No le hablás a sí a tu madre -por ejemplo- dicha con convicción y tranquilidad interna de que esa es una vía de cuidado por su hijo les parece válida? ¿Cómo se legitima el adulto internamente esa frase?


                  La impusividad tan álgida hoy en los niños se  atenuará si podemos producir un cambio de posicionamiento los adultos?


Pensemos juntos!!!!!!!!!!!!  Clara J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario